Recomienda este artículo a un amigo tuyo:

Recomienda este artículo a un amigo
Imprimir

Entrevistas - Aprendamos de nuestros errores y aciertos -
Por Carlos Escalante


La diferencia entre un candidato que sabe desenvolverse adecuadamente en una entrevista y uno que no, es simple; el primero ya cometió varios errores en entrevistas previas y aprendió de ellos. Seguramente si llegaste al punto de tener una entrevista, es porque ya hiciste un buen currículum vitae; pero después de cada una de éstas, toma unos minutos para calificar tu desempeño. El contestar el siguiente cuestionario después de tus entrevistas, puede ayudarte a reducir malos hábitos y no limitar tus posibilidades de conseguir el empleo deseado.


¿Llegaste a tiempo a tu entrevista?

¿Te preparaste para la entrevista, revisaste el sitio Web de la empresa y aprendiste información relevante de la misma?

¿Hablaste de resultados, logros o diste ejemplos de proyectos realizados por ti, que te ayudaron a mostrar que tienes la experiencia y habilidades requeridas por el puesto?

¿Proyectaste optimismo, energía, flexibilidad e interés en aprender nuevas cosas?

¿Diste ejemplos que conecten los requerimientos del puesto con tus habilidades y experiencia?

¿Fuiste vestido y presentado adecuadamente para la entrevista?

¿Dejaste en claro que conoces las actividades relacionadas con el puesto?

¿Te mostraste entusiasmado y motivado en integrarte a la empresa?

¿Pudiste detectar los puntos clave del puesto, así como el paso siguiente del proceso?

¿En caso de haber tenido una entrevista telefónica, quedó la puerta abierta para tener una segunda entrevista, ahora presencial?

¿Durante o después de la entrevista anotaste los nombres, así como puntos importantes platicados durante la plática, que te permitan darle seguimiento al proceso de continuar en éste?


Analiza estas preguntas, identifica tus fortalezas, trabaja en tus debilidades y aumenta tus posibilidades de conseguir el empleo deseado.


¿Que opinas de este artículo?
Correo Electrónico